Translate

viernes, 11 de octubre de 2013

Lilian María




  El día anterior a la fiesta de cumpleaños de una persona muy especial para mí, recuerdo que estaba tan contento, que decidí escribirle lo siguiente:

  Ahora que me dirijo a Santiago, para participar de tu cumpleaños, solo pienso: Si supieras lo que te espera,   ni en mil años te lo creerías. No te imaginas las ganas que he tenido de almenos darte una pista, pero prometí   no hacerlo, porque con una pequeña pista descubrirías todo.

  Si supieras por lo que hemos pasado, pero en especial tus padres.

  Gracias a Dios que me han tenido de apoyo, aunque no he sido tan útil como en realidad quisiera.

  Solo quiero que entiendas lo especial que eres para nosotros y lo mucho que te queremos.

  Pero al final de la noche se que me sentiré satisfecho por haber sido parte de eso que te hizo sonreir. :)
  De lo que si estoy seguro es que,  esa noche la Chica De Rojo, será la Reyna del lugar.


En ocaciones recuerdo el versículo que dice: Instruye al niño en los caminos del Señor y aún cuando sea viejo no se apartará de él. (Prov. 22:6)

Esta publicación la hago en honor a Lilian María, no solo por su cumpleaños, sino, porque ella es un vivo ejemplo del versículo ya citado.



Ned.

jueves, 19 de septiembre de 2013

La tentación



Oscar Wilde escribió, que la mejor forma de vencer la tentación, es sucumbir ante ella. Yo digo que la mejor forma de vencerla, es evitarla. Yo no se en el mundo de Oscar, pero en el mío cuando sucumbes pierdes, porque eres derrotado, y en este estado no se gana.

Este es un tema un tanto delicado porque si nos ponemos a pensar todos hemos tenido tentaciones en algún momento. Soy uno de los tantos que ha sido tentado. A veces he ganado, a veces he perdido, pero el Señor me dice en los libros de  2 Timoteo; 2:22, Filipenses 4:8 y Gálatas 5:17 que debo ser fuerte y apartarme de la tentación.

Otra forma de vencerla es tener pendiente que Dios no nos dejará llegar a un lugar del cual no podamos salir.

Debes tener pendiente que la batalla se gana o se pierde en la mente.

Ned.

viernes, 13 de septiembre de 2013

Toques Finales.



Ya dando los toques finales a mi proceso para ir a Taiwan, La emoción me invade cada vez que pienso en ello, aunque a causa de esto he estado perdiendo el sueño, en mi cama me pongo a orar y pienso: Por que yo?
Quiero decir, allá afuera hay personas más inteligentes que yo, más entregadas, hasta más capacitadas, sin embargo, yo fui elegido de entre tantos para llevar a cabo esta tarea y debo decir que esto me hace sentir muy especial. Esto me hace recordar la vez cuando los muchachos querian que me uniera a la banda en la cual toco el bajo, estaba tan asustado de hacerlo mal que no queria ser parte de ella, aunque en mi interior era lo que yo más anhelaba. Recuerdo que de niños mi primo y yo jugabamos a tener una banda.

Hace unos años decidí dejar todo en manos de  Dios y de paso, cumplir uno de mis tantos sueños, dije: Señor si me quieres en esa banda, ahí estaré, después de todo, solo quiere servirte. Hoy ya tengo varios años con la banda y es una de las mejores cosas  que me ha pasado.

Ahora voy hacia mi próximo objetivo, mejor dicho, el próximo objetivo de Dios, trabajar con los jovenes de otra nación. Recuerdo que hace ya 4 años escuche y canté por primera vez la cancón "Enviame a mi" de Marcos Witt y ahora solo puedo decir dos cosas:


  1. El señor se toma muy en serio lo que le dices de corazón.
  2. Solo quiero servirle, por lo tanto haré lo que él me diga e iré a donde él me indique.
Para concluir debo decir que los caminos del Señor son muy misteriosos. Cómo algo con lo que solia jugar de niño se convirtió en algo tan importante para mi.



Ned.

domingo, 7 de julio de 2013

Una historia Compartida.

  El siguiente escrito cuenta una parte del proceso que he compartido con mi compañero en la Fe, Joel Martinez.

Esta historia da inicio ha principios del verano del año 2009, cuando trabajabamos en la construcción de la iglesia San Pedro y San Pablo, dicha iglesia es donde él se congrega. El ya me había comentado sus deseos de ser sacerdote, pero yo aun no estaba seguro de querer eso para mí.

Al final del segundo año de trabajo ya habia tomado la desición de que queria ser sacerdote, aunque muy en el fondo támbien queria saber que se sentia ser un misionero. Despúes de varios años Joel y yo fuimos llamados a una entrevista para entrar al seminario, aunque no nos han dado ingreso, aún tenemos esperanzas de poder entrar.

Llamo a esto "Una Historia Compartida" porque hace unas semanas estuve con Joel en la construcción de la iglesia Santa Fe en Santa Cruz, San Pedro de Macoriz y el me comentó las siguientes palabras: - Hermano me he dado cuenta que hemos atravesado varios procesos juntos, la construcción de mi iglesia, el proceso de entrar al seminario, el proceso de YASC y ahora la construccion de esta iglesia.

Confiado en Dios puedo decir que pronto podré saber lo que se siente ser un misionero, pero que algún día sabré lo que se siente ser un sacerdote.

Ned-


viernes, 7 de junio de 2013

Que espera El Señor de ti?

El otro día, mientras desayunaba un compañero de trabajo me hizo una pregunta que nadie me había hecho antes. Una pregunta que me puso en conexión con mi yo interior.
Abel, mi compañero que también es cristiano me dice: - que esperas de Dios?. A lo que respondo.
- A decir verdad no podría esperar más, porque sus promesas son verdaderas, decir que esperas? es lo que dices de quien no estás seguro si cumplirá su promesa. Lo que en realidad deberías preguntar es, que espera Dios de mi?
Abel dice: - eso lo entiendo, pero de todas sus promesas que es lo que en realidad quieres?
Entonces lo pienso y digo: - lo único que quiero es paz, ya estoy cansado de una vida llenas de ajetreos e injusticias.
Ahora solo me hago una pregunta y creo que es la misma que todos deberíamos hacernos. Esa pregunta es, que espera Dios de mí?